Publicado el Deja un comentario

Los 7 motivos que hacen la Fast Fashion tan dañina para el medioambiente

Te suena: la fast fashion es la 2ª industria que más contaminación genera en el mundo. El consumo masivo e impulsivo que promueve, sus tóxicos tirados a los ríos y sus trabajadores pagados a céntimo la hora ya son de sobra conocidos.

Por ello hoy queremos compartir contigo 7 puntos que nos han sorprendido acerca de la moda rápida que quizá desconocías y te impulsarán a apostar todavía más por la moda sostenible.

Si te quedas hasta el final hay una sorpresa que no te puedes perder.

¿Preparad@? Vamos con ello:

1.- Duración de una prenda de fastfashion

¿Sabes cuanto tarda Zara o H&M en diseñar y empezar a vender una prenda? 2 semanas.
¿Y cuánto dura esa prenda a la venta? otras 2 semanas de media.

Con estas métricas no es de extrañar que las “temporadas” en Fast Fashion duren menos de 1 mes. Las marcas de moda rápida saben que las personas tenemos impulso por probar lo nuevo y les da igual cambiar de arriba abajo las prendas de sus tiendas con tal de que les visites una y otra vez.

Lo que no te dicen es que la mayoría de prendas que compres por impulso las acabarás llevando una media de… 5 veces. O directamente ni las llegamos a estrenar.

¿Te lo imaginas?

2.- Salarios al céntimo

Cuando nos pusimos a investigar más sobre las consecuencias de la Fast Fashion el dato que más rabia nos causó fue el siguiente:

La mayoría de trabajadores de las fábricas de moda rápida son mujeres de 18 a 24 años, las cuales tienen salarios de 35$ al mes y, además, trabajan hasta 18 horas al día.

La mayoría de estas fábricas de moda rápida están ubicadas en países en desarrollo debido al bajo coste de personal que supone. Sus malas condiciones de trabajo y la baja seguridad que ofrecen nos han impactado, de hecho, hace poco hubo varios accidentes en fábricas que hacen la ropa para H&M y Zara.

Sin duda, uno de los motivos principales para apostar por otro tipo de moda.

3.- Microplásticos: de la mano del poliéster

El poliester se ha convertido en el estandarte de la Fast Fashion: camisetas, pantalones, vestidos. La gran mayoría de prendas de la moda rápida usan este derivado del petróleo.

¿Lo malo? Su origen y su residuo.

El poliéster no deja de ser un material sintético que proviene del petróleo, promoviendo así la industria más contaminante del mundo.
Además, su residuo es todavía más perjudicial. Al lavar cualquier prenda de poliéster se desprenden microfibras imperceptibles para el ojo humano. Éstas acaban saliendo por el tubo de la lavadora y finalizan en el mar para luego acabar en nuestros alimentos.

Incluso el poliéster reciclado es muy dañino para el medioambiente ¿Quieres explicación más visual? Échale un ojo a este vídeo:

4.- Residuos generados

Como habrás deducido, todas estas prendas acaban en alguna parte. La inmensa cantidad de prendas producidadas y la poca duración de estas hace que al final muchas acaben en grandes vertederos.

Solo en EEUU se tiran al año 13 trillones de toneladas de ropa a los vertedeores. Teniendo en cuenta lo que pesa una prenda de media son 200g.. Estamos hablando de 650 trillones de prendas de ropa tiradas a la basura cada año en EEUU. Los 0 no nos caben en el cuaderno.

5.-  Otro amigo de la fastfashion: el plástico

Cuando medio mundo anda buscando soluciones que sustituyan al petróleo y a sus derivados plásticos a la fastfashion se le ha ocurrido una idea genial: usar plástico en nuestros complementos.

Gafas de usar y tirar, relojes de plástico y silicona y más por el estilo. ¿El problema? No es la duración, sino la forma en que son vendidos: cómprate unas gafas hoy y en 6 meses, cuando te canses tíralas y te hacemos un 2×1.

A parte de fomentar la industria más contaminante del mundo, la filosofía que promueven es la compra impulsiva con la falsa promesa de una felicidad que no llega, pues acabas cansándote de ese complemento porque no lo valoras.

6.- Los tóxicos y sus residuos

¿Has oído hablar que en China los rios son del color de la moda de ese año? De hecho, debido a la moda rápida en China el 70% de los rios y lagos se encuentran contaminados por los tóxicos que ésta genera.

Los tintes usados para las prendas de fastfashion son de una calidad tan baja que provoca que su ciclo de uso sea cada vez más corto. Además, al usar procesos de tinte más baratos los tóxicos que genera esta industria son todavía más dañinos para el medio ambiente.

¿Te consideras una persona que comparte?
Entonces no olvides compartir esta infografía con aquellos que sabes que tienen un ❤  verde 😉  

Share on facebook
Share on twitter
Share on google
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *